Durante el tiempo de recuperación es muy importante mantenerse en movimiento, volver a hacer las actividades que hacía normalmente de manera más segura.

Es muy importante prevenir caídas por lo que se recomienda que tras la cirugía se haga uso de un andador durante las primeras semanas para posteriormente cambiarlo por un bastón o muleta. Al levantarse de una silla debe hacerse lentamente y recuperar el equilibrio antes de comenzar a caminar especialmente cuando ha estado acostado durante un tiempo o al levantarse del inodoro.

Para mejorar la motivación y percepción de control y autosuficiencia es recomendable fijarse objetivos como realizar ejercicios físicos recomendados para la recuperación tras fractura de cadera, dar paseos frecuentemente y aumentar la distancia cada día, volver a hacer las actividades que hacía antes, o cualquier objetivo que sea motivante para realizar actividad física.