Hidratación

Es importante estar bien hidratado, beber agua todos los días natural o en diferentes maneras como té, zumos o sopas.

Nutrición

Es recomendable alimentarse de manera saludable y equilibrada. Se aconseja comer almenos cuatro raciones de frutas y verduras al día. No se debe olvidar incluir en la dieta los productos ricos en calcio (leche, yogurt, queso, brocoli, etc.) que contribuyen a fortalecer los huesos.

Los alimentos ricos en fibra como frutas, vegetales y cereales ayudan a mantener las funciones intestinales.

Se recomienda pesarse con regularidad, para mantener el peso controlado.